miércoles, 14 de marzo de 2007

VENTRÍLOCUO FOX



Nostalgia a trasmano


Espíritu de San Cristóbal

Comes y te vas (a Mérida)

En Mérida, durante la ceremonia protocolaria de bienvenida al ocupante de la Casa Blanca, el presidente Vicente Fox reivindicó ayer el espíritu de entendimiento habido años atrás entre él y George W. Bush, e incluso extendió una comprensiva exculpación al gobierno del texano por haber hecho a un lado la presunta prioridad por México que había anunciado antes del 11 de septiembre de 2001.


Disfrazado de Felipe Calderón, el hombre que recibió en su rancho de San Cristóbal al mismo visitante, y que luego lo emplazó en Washington a resolver el problema migratorio, calificó de "cobardes atentados contra el pueblo norteamericano" lo sucedido en las Torres Gemelas y el Pentágono e hizo votos (también los hizo el pasado 2 de julio, el Día del Desquite Patriótico: breviario electoral de Astillero) porque sea retomado "el espíritu" de las palabras del mandatario gringo que cinco años y medio atrás había asegurado que la relación con México es "la más importante para Estados Unidos".

Las palabras ventrílocuas del actor coestelar del filme de vaqueros Marlboro se produjeron pocas horas después del sospechosista retorno a Los Pinos que realizó este lunes, antes de que el cuerpo institucional presta-do para efectos escenográficos viajara a Mérida. El presidente Fox hizo recordar que "en una reunión como ésta" se habían dado las expresiones de mexicanismo bushista que luego serían derribadas por acciones que la voz oficial de la administración nativa calificó tajantemente de "cobardes" (tal vez para reforzar cualquier pretensión de Al Qaeda de amenazar instalaciones petroleras mexicanas, y así militarizarlas aún más, y evitar supuestos ataques terroristas pero, sobre todo, reales movilizaciones ciudadanas contra formas de venta de Pemex al extranjero).

El presidente Bush (que también tiene en el pasado a un referente de mando, a un generador de sonidos y pensamientos, en este caso su padre, de iguales nombre y apellido) hizo también como si el tiempo no hubiese pasado y todo fuese gran efusividad y mejores planes.


Aunque su reloj institucional está a punto de quedar sin cuerda, y aunque en los hechos está más que desfondado políticamente, el Gran George declamó que tiene enorme cariño por los mexicanos, que luchará por una reforma migratoria integral y que comparte (sic) el compromiso de su anfitrión (sí, el señor que come en Los Pinos con su antecesor en jefe) "de construir un continente donde los pobres y los marginados puedan sentir los beneficios de la libertad en su vida diaria" (los lectores que quieran saber el nombre de este Simón Bolívar de derecha, el nuevo Libertador de las Américas Avenue, favor de preguntar en Los Pinos por un señor que come (comes y te vas a Mérida) y que oficialmente ya no es Vicente Fox).

Astillas

Al ser entrevistado para La Jornada por Elena Gallegos y Claudia Herrera, dos veces dijo Felipe Calderón que no juzgará a Fox. Al referirse a lo que las periodistas mencionaron como "las pifias y los excesos verbales de su antecesor", el michoacano apenas hizo un tenue deslinde con el pasado inmediato, al señalar que el ejercicio de la Presidencia de la República "tiene que hacerse con mucho respeto a los ciudadanos y a la institución misma", pues "en la medida en que se descuida esa vinculación de respeto, se debilita la capacidad misma del poder público. Por eso sé que, más allá de lo cercano o familiar que uno se perciba, es muy importante cuidar las formas, imágenes, tradiciones, contenidos...".


Luego, cuando le preguntaron qué errores de Fox no repetiría en cuanto a la relación con el PAN, el diplomático hildebrándico reiteró la tesis central: "Más que juzgar a Fox", bla, bla, bla... Carlos Slim es terriblemente improductivo en el terreno de la inversión de tiempo privilegiado en busca de ganancias periodísticas.


El tercer hombre más rico del mundo gastó cuatro horas en reunirse con representantes de los medios de comunicación para producir conceptos que merecieron unos cuantos párrafos, sin mayor sustancia ni trascendencia. El magnate, que durante 2006 aumentó su riqueza en alrededor de 2 millones 170 mil dólares cada hora, habló de todo y de nada, universo éste del que podría destacarse el anuncio de que formará su gobierno paralelo, con institutos para la educación, la salud y el deporte (¿algún día se declarará presidente legítimo?).


Sería bueno saber cuánto pagó de impuestos por las ganancias de 19 mil millones de dólares en 2006 y cuánto dedujo y deducirá de impuestos con las obras de altruismo que anuncia... Hoy se realizará en el Museo del Estanquillo (Isabel la Católica 26, esquina con Madero) el primer foro del Consejo Consultivo de Radio y Televisión del Distrito Federal.


Luego que, a las cinco de la tarde, Enrique Márquez presente el programa de actividades de ese consejo, y de que Marcelo Ebrard dé el primer click a la página oficial www.ciudaddemexico.tv, habrá tres conferencias, cada cual de una hora de duración, en las que participarán Carlos Monsiváis y Juan Villoro, para hablar de "Televisión y cultura en la Ciudad de México"; Miguel Angel Granados Chapa y Nicolás Alvarado, sobre "El DF, un nuevo espacio para la televisión pública en México"; y Carlos Payán y José María Pérez Gay sobre "¿Cómo construir una televisión autónoma e independiente del gobierno?"...


Y, mientras el gobierno federal reinstala el tema del civismo en los libros de texto de primaria, luego de las maniobras foxistas para quitar a los estudiantes temas históricos y cívicos (maniobras sin castigo: cualquier presidente puede hacer lo que quiera con los programas educativos, quitar o poner, aumentar o disminuir, sin carga de responsabilidad alguna), ¡hasta mañana, con la esperanza de que ayer no se hubieran sentado las bases para la nueva expropiación petrolera, a unos días de la celebración que colocará en escenarios simbólicos a Calderón, Cárdenas y López Obrador!

No hay comentarios: